miércoles, 28 de mayo de 2008

Contenido

video

La convención no me conviene, no me pertenece ni le pertenezco. Somos el uno impertinente al otro e inconvenientes. Sus prácticas y costumbres admitida tácitamente, que responden a precedentes, aunque ciertamente son importantes y respetables, nada tienen que proponer y no es mi intensión repetirles. El momento histórico me llama a continuar este impulso, pero sin pervertirlo, sin conformándome con lo ya dicho y hecho. Mi necesidad espiritual me lleva a escuchar ese llamado de afirmación de vida y a asumir la responsabilidad de lo que, en mí, hay de ser libre y tener voluntad.

3 comentarios:

Vale dijo...

Nadie que no te conozca lo adivinaría.

M@rg@rit@rella@nO SANTAANONIMO dijo...

me gusta el hecho de que uses parte de ti ,bueno parte de lo que era tuyo que desecha el cuespo,como lo es tu orine como recurso,parte de lo autobiografico ya que es tuyo y me parece interesante el proceso de la obra,hsta llegar a la accion en la que se encuentra nietzsche como icono a tu espalda mientras meas!!!!!!!!

María Victoria Yánez dijo...

HOLA Érika yo soy una estudiante nueva en la Reverón. Sin duda tu arte resulta extremadamente chocante y extraño incluso para la mente más objetiva y crítica que exista. Ahora, mi pregunta es: qué buscas tú con tu arte? osea simplemente expresarte o transformar alguna realidad? me da la impresión de que quieres que lo natural se convierta en algo cotidiano... Como masturbarse, orinar y estar desnudo en público. Será?